I Concentración de clásicos en Ventas de Zafarraya (Granada)

El pasado 16 de noviembre estuvimos en este curioso lugar en el límite occidental de la provincia de Granada, para asistir a la I Concentración de Vehículos Clásicos de Ventas de Zafarraya. Me había enterado de este evento a través de la web de Motor Andaluz y como me pillaba relativamente cerca de casa y hacía ya tiempo que quería visitar toda esa zona de la Sierra de Tejeda, decidí coger mi Mercedes y darme un paseo dominguero para participar. Sin embargo la inscripción ya no fue posible porque estaban todas las plazas cubiertas. Así que fuimos mi mujer y yo «a la aventura». La idea era la de dar un paseo con el Mercedes, que llevaba ya algún tiempo encerrado y aburrido en el garaje, y la de comer por ahí y pasar un día agradable viendo otros coches clásicos.
Desde Colmenar salimos hacia Alfarnatejo / Alfarnate por la MA-115 para cruzar el Puerto de los Alazores donde ya se pasa a la provincia de Granada. Más adelante hay que incorporarse a la A-341 en dirección a Zafarraya y a unos 6 km se llega a la pedanía de Ventas de Zafarraya.
Las vistas son impresionantes y paramos en varios sitios para hacer algunas fotos que quiero compartir con vosotros:
Tanto para la ida como para la vuelta utilizamos la misma ruta, aunque también se puede ir por el Embalse de la Viñuela. Por el camino nos encontramos a gente buscando setas que por lo visto abundan en esa zona. Cuando pasamos el Puerto de los Alazores nos encontramos con tres canteras. Una vez incorporados a la A-341 llegamos a una extensa llanura con grandes rectas hasta llegar a Ventas de Zafarraya.
Llegamos a las proximidades de la estación y ya pudimos ver la enorme caravana de clásicos parados en la calle principal para acceder a la zona. Estuvimos un buen rato esperando hasta que por fin la caravana comenzó a moverse, aunque hay que decir que el tiempo de espera se nos hizo relativamente ameno ya que teníamos detrás de nosotros al propietario de un Chevrolet Caprice Classic (del año 1975 más o menos) que tenía puesta música de los Ecos del Rocío a toda pastilla.
Llegamos al punto de acceso al evento y un chico de la organización nos dijo que aún podíamos inscribirnos – previo pago de 8 € – pero que ya no había plazas libres en el Tren. Como lo importante es participar, nos inscribimos y entramos con nuestro W115.
Había numerosos clásicos aparcados alrededor de la estación, que supone el centro de esta pequeña aldea. Destacaba el mencionado Chevrolet Caprice Classic, sobre todo por sus dimensiones, y un Delorean DMC 12 (lamentablemente no hice fotos de ninguno de los dos).
Sorprendidos nos quedamos con «El Tren del Llano», me lo imaginaba más grande, aunque no dejaba de ser curioso. Mientras paseábamos entre los coches se nos acercó un chico para preguntarnos si podía hacernos una entrevista para la Cadena Axarquía. Nos divertimos mucho contestando a las preguntas, y de paso nos enteramos que esa región había sido antes destino de muchos Malagueños para pasar los meses más calurosos de verano.
Aprovechamos para visitar el «Museo del Ferrocarril» que se encuentra justo debajo del bar de la estación. Allí pudimos ver fotos antiguas, herramientas y aparatos de antaño que se utilizaban en el sector del ferrocarril, también algunos utensilios del día a día que me recordaron a mi infancia como por ejemplo radios, cintas de cassette, botellines de Cruzcampo, etc. La verdad que fue bastante divertido.
Se acercaba la hora del almuerzo. Para los participantes que se habían inscrito con antelación y habían realizado una reserva, se había organizado una comida en el restaurante «Los Caños de la Alcaicería» a unos 8 km en dirección a Alhama de Granada. Así que casi todo el mundo abandonó la concentración para irse a comer, detalle que nos cortó un poco el punto. Muchos de los participantes que no habían reservado se encontraron que no había sitio suficiente en el restaurante, así que se tuvieron que marchar. Nosotros tuvimos suerte por haber llegado de los primeros y por ser pareja por lo que encontramos una mesa libre. En el parking del Restaurante se habían concentrado numerosos clásicos y alguna gente que estaba de paso se pararon para hacer fotos. Al lado del restaurante nos encontramos con una ermita a la que se llega subiendo una pequeña pendiente. Comimos bastante bien, yo aproveché para probar un revuelto de níscalos. El restaurante dispone de una gran chimenea que utilizan para asar la carne.
A la vuelta nos pasamos de nuevo por Ventas de Zafarraya. Quedaban todavía algunos coches aparcados aunque muchos ya se habían marchado. Entramos en la pastelería que hay en el propio edificio de la estación para comprar algunos pasteles. Por lo visto los hacen en un horno de leña. Allí nos dieron a probar el licor de café que, según nos comentó una mujer, es muy típico de la zona. Nos contó un poco de la historia de esta localidad, como que todo empezó con una Venta que había en esa carretera que era el Camino Real entre Málaga y Granada. Nos enteramos también que ahora esa región se dedicaba sobre todo a la agricultura y que muchas hortalizas que se consumen en la zona de Málaga viene de ahí.

Tocaba la hora de volver a casa. Con unos pastelitos para la merienda y una botella de licor de café, partimos hacía tierras malagueñas.

En resumen puedo decir que echamos un buen domingo. Pudimos ver muchos coches en magnífico estado de conservación, incluyendo algunas verdaderas joyas. Tal vez el hecho de haber organizado el almuerzo fuera del lugar de la propia concentración, provocó que mucha gente se fuese y no volviese de nuevo después. Probablemente en el propio pueblo no había ningún sitio donde hubiese cabido tanta gente.

Independientemente del tema del encuentro de coches clásicos, merece mucho la pena visitar toda esa región. Me he quedado con las ganas de bajar desde Ventas de Zafarraya en dirección a Vélez-Málaga por la A-402, de modo que pronto tocará recorrer esa zona en uno de los próximos paseítos de apretatuercas.

Hasta pronto…

, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú